Contrato de Seguro:

Por medio del contrato de seguro se transfieren al asegurador uno o más riesgos a cambio del pago de una prima, quedando éste obligado a indemnizar el daño que sufriere el asegurado, o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones pactadas. Los riesgos pueden referirse a bienes determinados, al derecho de exigir ciertas prestaciones, al patrimonio como un todo y a la vida, salud e integridad física o intelectual de un individuo. No sólo la muerte, sino que también la sobrevivencia constituye riesgos susceptibles de ser amparados por el seguro. Las normas de este título rigen a la totalidad de los seguros privados.


Asegurado, Asegurador y Beneficiario:

- Asegurado: aquel a quien afecta el riesgo que se transfiere al asegurador.
- Asegurador: el que toma de su cuenta el riesgo.
- Beneficiario: el que, aun sin ser asegurado, tiene derecho a la indemnización en caso de siniestro.


Póliza, Prima, Riesgo y Siniestro:

- Póliza: el documento justificativo del seguro.
- Prima: la retribución o precio del seguro.
- Riesgo: la eventualidad de un suceso que ocasione al asegurado o beneficiario una pérdida o una necesidad susceptible de estimarse en dinero.
- Siniestro: la ocurrencia del riesgo o evento dañoso contemplado en el contrato


Propuesta:

La proposición de celebrar un contrato de seguro deberá expresar la cobertura, los antecedentes y circunstancias necesarios para apreciar la extensión de los riesgos. Para estos efectos, el asegurador deberá entregar al tomador, por escrito, toda la información relativa al contenido del contrato que se celebrará. Ésta deberá contener, al menos, el tipo de seguro de que se trata, los riesgos cubiertos y las exclusiones; la cantidad asegurada, forma de determinarla y los deducibles; la prima o método para su cálculo; el período de duración del contrato, así como la explicitación de la fecha de inicio y término de la cobertura.


Garantías:

Los requisitos destinados a circunscribir o disminuir el riesgo, estipulados en un contrato de seguro como condiciones que deben cumplirse para que haya lugar a la indemnización en caso de siniestro.


Endoso:

La modificación escrita de la póliza, a menos que aparezca que dicho término ha sido empleado en su acepción común.  


Póliza de seguro flotante:

El contrato normativo que da cuenta, en términos generales, de estipulaciones pactadas para relaciones específicas de seguros que van a ser objeto de formalización posterior


Seguros colectivos:

Aquellos que mediante una sola póliza cubren contra los mismos riesgos, a un grupo determinado o determinable de personas.


Deducible:

El deducible es la suma de dinero que el contratante de un seguro deberá pagar al momento de producirse un siniestro, es decir cualquier suma por sobre el valor acordado del deducible será pagada por la aseguradora. A modo de ejemplo: si un vehículo sufriese un siniestro por UF. - 20, el asegurado deberá pagar solamente el valor de deducible previamente acordado, para este caso asumiendo que fuesen UF. -10, la diferencia existente seria cubierta por la aseguradora.


Infraseguro o seguro insuficiente:

Aquel en que la cantidad asegurada es inferior al valor del objeto asegurado al momento del siniestro.


Sobreseguro:

Aquel en que la cantidad asegurada excede del valor del objeto asegurado al momento del siniestro.


Prorrateo:

Es la fórmula que se aplica en la determinación de la suma indemnizatoria, por la cual, en caso de siniestro parcial y existiendo infra seguro, el daño debe ser liquidado teniendo en cuenta la proporción que exista entre el capital asegurado y el valor real en el momento del siniestro. El prorrateo debe estar establecido en la póliza. Ejemplo, si una casa está asegurada por UF 3000 y su valor real es UF 4000, si la afecta un siniestro de incendio que destruye la mitad del inmueble, la indemnización corresponderá a la mitad de UF 3000 y no a la mitad de UF 4000.


Pérdida total:

Pérdida total real o efectiva: la que destruye completamente o priva irremediablemente del bien asegurado, o de tal modo lo daña que lo hace perder definitivamente la aptitud para el fin a que estaba destinado. Constituirá pérdida total del bien asegurado el siniestro que ocasione un daño de a lo menos tres cuartas partes de su valor.


Anulación:

Se entiende por anulación a dejar sin efecto alguno a la póliza vigente entre el asegurado y la aseguradora.


Cancelación:

Se entiende por cancelación al termino anticipado de las obligaciones de la aseguradora con el asegurado y/o viceversa.